960 692 246 hola@costaenergia.com

By G. Uth – 27. Octubre 2021 – 

Por fin, la UE proporciona herramientas para luchar contra el alza de los precios de la electricidad ¿O?  

El alza de los precios de la electricidad no es un problema aislado en España. ¡Es un problema mundial! De todas maneras, Europa es la más afectada y dentro de Europa, España es uno de los países más afectados. 

Por eso, el Gobierno español – a través del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como el gran alfa-salvador, durante los últimos tres o cuatro meses, con voz alta y grandes gestos – prometió al pueblo español que se asegurará que las facturas de la luz en diciembre de este año sean iguales o incluso inferiores en comparación con la factura de luz de diciembre de 2018. 

Anteriormente ya hemos topado con la ignorancia necesaria para hacer tales promesas, y durante este tiempo tanto Sánchez como sus Sanchitos han tenido que aprender que no es tan fácil para el Gobierno español domesticar los precios mundiales de la energía. Fuerzas muy poderosas están jugando en el mercado internacional de la energía. 

Así, un decidido Sánchez anunció que las cosas se resolverían entonces con los colegas de la UE. Iría a Bruselas y exigiría algunas herramientas a la UE para poder gestionar mejor los precios de la electricidad. 

Entonces, fueron, los diputados de España, con bloques de notas en blanco, para que pudieran anotar todas las nuevas medidas dadas desde la UE. 

¡Y a casa volvieron! Con «el Canut» lleno de herramientas, pero sin ningún valor real. 

Al fin y al cabo ¿qué puede hacer realmente la Unión Europea contra un problema energético mundial, sin realmente sacarse las manos de los bolsillos? 

Ahora ya sabemos que algunas de las principales razones que causan los altos precios en Europa se debe en gran medida a los altos precios del gas, los altos precios del CO2, los altos impuestos y cargos sobre los mismos y no menos importante, el algoritmo que se usa en la mayoría de las bolsas de electricidad de Europa. 

La mayoría de los países europeos ya han adoptado herramientas fiscales para mantener los precios bajo control, igual que España, reduciendo impuestos y peajes. Pero, como anteriormente hemos calculado en otro artículo, esos ahorros ya han sido superados por el incremento de los precios de la energía. 

Así que fue con cierta emoción, que anticipamos las herramientas que la UE nos podría dar para que los precios volvieran a la normalidad. ¡Se anunció una caja de herramientas! 

Entonces, ¿qué había realmente en la caja de herramientas? 

En primer lugar, parece que ha habido un esfuerzo adicional para ayudar a las familias más vulnerables. A continuación, se pueden ver las cosas más importantes de la caja de herramientas, todas dentro de los límites que la legislación de la UE «permite»: 

  1. Reducir temporalmente los impuestos y peajes sobre la energía. 
  2. Sería legal conceder subvenciones directas a las pequeñas empresas en virtud de la legislación de la UE.  
  3. Mejor acceso para las pequeñas empresas a los contratos de electricidad a largo plazo. 
  4. Sería legal ofrecer a los clientes más vulnerables más tiempo para pagar sus facturas de electricidad. 
  5. Asegurar el suministro para los vulnerables, de modo que de repente no se queden sin energía. 
  6. Hacer que el mercado eléctrico sea más transparente y líquido 
  7. Examinar la posible competencia «sucia» en el mercado, en particular en el mercado del carbón. 
  8. Apoyar un acceso más fácil a las fuentes de energía verde.

Bueno, como probablemente hayas notado:  absolutamente nada nuevo importante bajo el sol. 

Además de los ocho puntos, existe el habitual disparate con muchas declaraciones de intenciones para hacer crecer el mercado de la energía verde, y un montón de otras medidas políticas potenciales totalmente intrascendentes que nunca bajarán los precios de la electricidad en los próximos 5 años. 

Párrafo dos, en particular – dado el pensamiento, que desde el comienzo de la era Covid, el Gobierno español anti-empresarial no ha hecho ningún esfuerzo, para ayudar a las pymes, y al contrario de los países más modernos, no ha dado una sola subvención a una sola empresa con el fin de hacer frente al pago de la factura de luz, o ayudándoles a ser capaces de gestionar los costes diarios – tampoco es probable que suceda. 

Y el sueño húmedo de los Sanchitos más izquierdistas; nacionalizando el mercado energético, tiene (afortunadamente) perspectivas probablemente infinitas también. En igualdad de condiciones, esto también conduciría a impuestos aún más altos. 

Una de las principales razones de esta lluvia de ideas ineptas y una charla acogedora que se hizo realmente en la reunión de la UE, es probablemente causada porque la mayoría de los ministros de energía están de acuerdo en que los precios de todos modos, se moderaran y bajaran a finales del invierno. Así que ¿por qué molestarse? Y lo más probable es que no vuelva a suceder en su “reinado”. Aún menos razones para molestarse. 

Entonces, la conclusión es que solo tenemos que calmarnos y continuar, gastar todo nuestro dinero en electricidad y luego rezar para que los políticos tengan razón y que el Sr. Putin se ponga de mejor humor y finalmente abra los grifos del gas antes del invierno; de lo contrario, aquellos que se calientan con gas van a tener un invierno bastante caro. La luz tampoco será más barata. 

Espero, que Sanchez y sus Sanchitos hayan tenido un viaje espléndido y que hayan comido muy muy bien y tomados vinos excelentes, porque entonces al menos alguien se ha beneficiado de su viaje a Bruselas. 

Sin embargo, como pequeño estímulo final y prudente, sí, parece que los precios se están estabilizando. No hemos visto grandes fluctuaciones por un tiempo, ya sea en el precio diario o en los precios futuros. Por lo tanto, podríamos quizás evitar más sustos descargando la factura de electricidad pensando que viene algo mejor… 

 

Call Now ButtonINFO